Las casas inteligentes son una tendencia que ya se encuentra en crecimiento y prometen mejorar la seguridad, el bienestar y la comunicación de quienes vivan en ellas. En COEFICIENTE lo sabemos, y estamos listos.

El uso de nuevas tecnologías en el hogar se encuentra cada vez más presente y parece que modificará la arquitectura y el diseño de las viviendas que conocemos hoy en día. Son muchas las nuevas construcciones que incorporan la domótica*, un sistema inteligente capaz de automatizar una vivienda o edificación de cualquier tipo.
El desarrollo de la domótica va desde la gestión energética y la climatización, pasando por la iluminación, la seguridad o las comunicaciones. Este control podría estar integrado a redes interiores y exteriores de comunicación mediante telefonía móvil, fija o Wi-Fi.

Las casas inteligentes y el desarrollo de la domótica prometen, desde la tecnología, aumentar la calidad de vida gracias a la automatización de distintos sistemas, ahorrando tiempo y dinero. Con la presencia de la domótica en las casas se podrá tener control sobre la iluminación del hogar, así como también sobre el funcionamiento de los electrodomésticos. Con solo pulsar un botón seremos capaces de gestionar varias funciones del hogar como la ya mencionada climatización, bajar las persianas o prender la televisión. Sin embargo, uno de los principales desarrollos de la domótica se encuentra en la seguridad.

Es por ello que la entrega de internet estable de alta velocidad es esencial para la integración de cada herramienta que conforma un cada inteligente. Además, estando conectado todo a través de internet, también es susceptible a vulnerabilidades que expongan a cada dispositivo a cyberataques. Todo esto lo sabemos y en COEFICIENTE estamos listos para respaldar éstas y otras necesidades en un futuro muy cercano.


*Domótica se denomina al conjunto de sistemas y tecnologías capaces de automatizar una vivienda, mediante la gestión inteligente de la energía, las comunicaciones, la iluminación, la seguridad y todos los elementos de una vivienda o edificación con el fin de aportar seguridad, bienestar y confort. Estos sistemas pueden estar integrados por medio de redes interiores y exteriores de comunicación, cableadas o inalámbricas, y cuyo control goza de cierta ubicuidad, desde dentro y fuera del hogar.